Diseño Gráfico

5 LIBROS QUE ME LLEVARÍA AL DESIERTO
Sobre Emprendimiento y Branding

Hola Darling!

Lo sé, te suscribiste a mi lista y estás agradecido de que no te bombardee con mails todas las semanas, ¡ja, ja, ja!. Es broma, escribo muy poco, lo sé. Aun que verdaderamente pienso que menos es más, y te escribo solo cuando puedo y cuando tengo algo bueno que contarte. No me gusta forzar las cosas, ni escribir contenido “porque toca”, de la misma manera que tampoco publico en redes si no me apetece compartir algo. Y sí, planifico mis contenidos pero luego intento ser flexible y ser coherente con mis propios ritmos. Y con esta breve explicación sobre porqué hacía mucho que no escribía en el blog, te introduzco ya en el tema que nos atañe:

5 LECTURAS TOP SOBRE EMPRENDIMIENTO & BRANDING

En realidad tengo más libros buenos que podría recomendarte pero creo que estos 5 realmente marcan una diferencia. he intentado que sea variado y ameno, de verdad, que tengo muchos más, así que haré una parte 2 de este post. Esta lista la hago para mi misma. ¿Porqué? Porque he decidido tomarme un break de 12 días e irme con mi pareja (y fotógrafo personal) a perderme en el Desierto del Atlas, así que voy a necesitar mucha lectura, de la buena, de la que quita la sed.

Vamos allá.

1/ Usted puede ser lo bueno que Quiera ser, de Paul Arden

Este es un libro de lectura rápida que tengo en el estudio de hace años. El título ya me encanta. Deja claro que la pelota está en tu tejado. Básicamente es un libro motivador. A mi me ayudó en un punto de dudas y miedos y de vez en cuando, cuando estoy de bajón, lo abro y leo algún fragmento. Es una de esos libros que merece estar en la estantería de cualquier persona que trabaje por cuenta propia. Como dice la contra cubierta es un libro para que los tímidos con talento se decidan a hacer posible lo imposible. Sólo para aspirantes a triunfar.

2/ Buyology, Verdades y mentiras de porqué compramos, de martin Lindstrom

¿Sabemos realmente porqué compramos? Si tienes un negocio que vende producto, por ejemplo, ¿sabes de verdad porqué motivo te compran ti y no a tu competencia?.  Yo creo que no somos realmente conscientes de qué es aquello que nos induce o conduce a la compra. Está comprobadísimo que es la emoción, y no la razón, la que toma las decisiones en un 85% de los casos, pero con este libro Martin Lindstrom arroja luz sobre muchos detalles de este proceso: la compra. En este libro encontrarás muchos hallazgos sorprendentes descubiertos a través de 3 años de investigaciones con más de 2000 voluntarios de todo el mundo. Hace mucho incapié en como nos influyen la publicidad, el branding, la personalidad de las marcas y como esto afecta a nuestra manera de consumo. La mente humana es fascinante.

3/ 5 Seconds Rule, de Mel Robbins

Descubrir a esta mujer me cambió, literalmente, la visión de mi vida como emprendedora. Me encanta su fuerza y la claridad con la que expresa conceptos que son, en muchas ocasiones, muy difíciles de explicar para los mortales. Yo descubrí su método a través de un video (os dejo el link aquí) y inmediatamente me suscribí a su canal. Así que no podía no comprarme este libro. Es la caña. Es simple, es directo, es útil. Su método, que no te quiero desvelar aquí es rompedor y es sobretodo: resolutivo. Toma las riendas de tu vida. No procastines. Toma desiciones. Si sientes que no siempre estás en esta posición de control, debes leer este libro.

4/ 22 Consejos sobre tipografía,  de Enric Jardí

Esta pequeño libro es para mi un libro de cabecera. Está escrito por los dos lados, es decir, lo puedes empezar por el principio o por el final. De un lado tienes “Veintidós consejo sobre tipografía (que algunos diseñadores jamás revelarán)” y por el otro lado tienes 2Veintidós cosas que nunca debes hacer con las letras (que algunos tipógrafos nunca te dirán). Brutal. Es imprescindible para cualquier estudiante o diseñador gráfico, pero gracias a su simplicidad y su estructura es super práctico para aquellas personas que manejan por si mismas sus elementos de comunicación y quieres hacerlo bien. Transmite un respeto enrome por la profesión y por el arte de la tipografía a la vez que la acerca a aquellos que no tienen conocimientos profundos sobre la misma. Si tu mismo cuidas de tu branding y trasteas con letras de vez en cuando, te lo recomiendo encarecidamente.

5/ Psicología del color, de Eva Heller

Te he hablado en más de una ocasión sobre Eva Heller y este libro, hago mucha mención a él cuando trabajo temas de color con mis clientes. Este libro ahonda en la capacidad del color como transmisor de mensajes. Nos explica cómo funciona el cerebro y nos ayuda a ver que a nivel de marca (branding) no podemos basarnos en aquello que nos gusta si no que tenemos que elegir los colores en base al mensaje que queremos hacer llegar a nuestro público. El color no es una mera cuestión de gusto, los conceptos que asociamos a los colores son es una experiencia universal profundamente enraizada en nuestra cultura, pensamiento y lenguaje. Si quieres saber más sobre esta herramienta fundamental que es el color ¡tienes que leerlo!

Yo me voy con  estos libros en la mochila para releerlos. Espero que si los lees, los disfruttes tanto cmo lo hice yo la primera vez.

¡Nos vemos a mi vuelta!

Y recuerda… Be a shark!

 

 

Construyamos una Marca Irresistible

Esta última semana, literalmente, me la han robado. No sé ni cómo, ni cuando. Voló. Así, sin más, estoy escribiendo un nuevo post. A este ritmo en dos días tengo más arrugas que un Shar Pei. (Y el susto va a ser mío cuando me cruce con mi reflejo en el espejo del recibidor, ja,ja,ja!).

A lo que iba. Éste post, querido #brandlover, es el último de este pack indivisible de 5 artículos que he desarrollado para tí bajo el nombre de: Operación Marca con Personalidad. Obviamente hay muchos más factores que influyen en el momento de crear una buena marca, pero yo creo que estos 5 primeros pueden ayudarte mucho a entender la esencia y, sobre todo, a entender cómo trabajo yo. A qué le doy importancia ó en qué tipo de aspectos me gusta profundizar.

Como bien sabes, ese es mi principal objetivo: Crear marcas que dejen huella, que DISPAREN AL CORAZÓN. Y con esta meta en el horizonte ataco hoy otro de los puntos básicos cuando creamos una marca: SU NOMBRE.

Para que la fórmula funcione, lo ideal, es leer los posts en orden -hazme el favor, My Friend, que me hace mucha ilusión-, así que aquí te dejo los links a los 4 anteriores. Recuerda que si te quedan dudas o tienes alguna pregunta, siempre puedes dejarme un comentario (abajo) o enviarme un mail. ¡Te contestaré encantada!

  1. Claridad
  2. Definición
  3. Visión
  4. Carácter

Y ahora sí, ya estás prepard@ para el abodage. VAMOS A POR LA MUNICIÓN.

5. El Naming

Hablemos de Naming. Aix.
El Naming, querid@s amig@s, es, nada más y nada mneos, el secreto de una buena marca. Y echarle un poco de amor, sí, pero el Naming 😉

Básicamente Naming (y que nos gusta usar palabrejas en inglés) significa nombrar y se utiliza para definir el proceso de creación del nombre de la marca. Conforma lo que también llamamos: identidad verbal, que junto con el tono, forma parte imprescindible del diseño de la identidad corporativa. El nombre es el primer paso que has de dar para sacar una marca al mercado y empezar a crear algo único e inspirador que te ayude a diferenciarte en este mundo tan competitivo.

¡Al loro! Este momento es muy importante. Sírvete un café, un té con miel, un gin&tónic –lo que te pida el body para tener un momento zen-. Lo mejor que puedes hacer es dedicarle el tiempo que se merece. Una vez el nombre de tu marca vea la luz ya no lo podrás cambiar.

El nombre de tu marca es el ingrediente número uno para generar esa imagen mental que hace click en la mente de tu buyer persona -más adelante te daré algunos trucos para ayudarte a definir a tu buyer persona, pero de momento puedes descarte Cliente Ideal, ¿Y tu quién eres? de mi página de recursos gratuitos-.  El objetivo es que al instante identifiquen tu marca y de manera, más o menos subconsciente, le atribuyan las características y valores que tú has querido transmitir, de manera que se les perfile una imagen mental que, si lo has hecho bien, les genere deseo y sea capaz de movilizar su voluntad induciéndoles a comprar tus productos o servicios.

La elección del nombre, Darling, dependerá de múltiples factores, entre ellos:

  1. De si la marca que estamos creando tiene como objetivo obtener una amplia extensión internacional, respaldar una amplia gama de productos y durar mucho tiempo, o si por el contrario pretende abarcar una extensión territorial y temporal más limitada.
  2. De otro lado, también deberás tener en cuenta si la vocación de esta marca es más o menos informal, en qué rango de precios se va a mover y, como ya he repetido muchas veces, quién es tu cliente ideal (Más adelante te contaré cómo aprender a identificarlo).
  3. Otro punto que has de tener muy en cuenta es si tu marca debe estar enfocada como MARCA PERSONAL o como EMPRESA. La capitana del Instituto de Crecimiento Empresarial, Laura Ribas, te echa un cable a la hora de tomar esa decisión y te lo explica muy bien en este video que espero que te sea de ayuda.

Como ves, no es tarea fácil y requiere de reflexión. Nada de elegir el nombre un día con 2 copitas de más y “ji,ji” “ja,ja”. This is seriuos business!. Ha llegado el momento de preparte tu bebida favorita, sentarte comodamente y dedicarle un ratito a una de las desiones más importantes de tu vida empresarial.

Y recuerda… be a shark!

 

Construyamos una Marca Irresistible

Es domingo, hace un viento espantoso y me siento en el sofá. Después de una comilona en familia, preparo té para dos y me dispongo a revisar el contenido de este post junto al hombre de mi vida y mis dos amores perros, que se pelean por estar bien pegaditos a mi, y yo muero de amor y de gratitud.

Ha sido una semana dura, pues recibimos una noticia muy triste hace hoy una semana y he tenido -y sigo teniendo- el corazón encogido y desolado. No te voy a engañar, no. Pero vale la pena refugiarse en una de las cosas que me hace más feliz: mi trabajo. Y aquí estoy escribiendote a ti, #brandlover.

Hoy te voy a hablar de uno de los puntos más divertidos cuando creamos una marca con personalidad: El carácter. Y con ello me refiero al arquetipo con el que relacionas tu marca. El patrón que le otorga una manera de hacer, de comportarse. Un estilo.

Como ya habrás advertido, éste es el 4º artículo de un pack -indivisible- de 5: Operación marca con personalidad . Tengo que decirte que si has aterrizado en este post sin leer los 4 anteriores has de ser consciente de que los has de leer en orden. ¡No cheating! Aquí te dejo los links a los 3 anteriores:

1. Claridad.
2. Definición.
3. Visión.

Y ahora ya estás preparad@ para el abordaje: A POR LA MUNICIÓN. VAMOS ALLÁ.

 4. Carácter.

Mi gran consejo:

ALINEA TUS VALORES CON UN ARQUETIPO DE MARCA

Recuerda coherencia= credibilidad.

Hay varias maneras de clasificar arquetipos de marca que te pueden ayudar a clarificar tus mensajes y a posicionar bien tu estilo.

Una de ellas es la que expone Fiona Humberstone, directora creativa de The Brand Stylist, en su libro “How to style your Brand” (Copperr Beech). Es la que basa los arquetipos en las 4 estaciones del año. A mí, como a muchos diseñadores gráficos, me encanta esta clasificación. Es una manera muy poética de verlo, muy sensible. Yo, personalmente, uso mucho esta clasificación, pues me hace sentir muy cómoda.

Verás que al leer sus descripciones, unos arquetipos resuenan más en ti que otros. ¡Bien! Eso significa que vamos por buen camino.

LAS ESTACIONES:

Yo, Darling, te hago un breve resumen de lo que nos propone la Sra. Humberstone, puedes profundizar sobre estos arquetipos en: www.thebrand-stylist.com

PRIMAVERA:
Es el arquetipo que nos llena de energía y optimismo. La primavera ilumina la sala con su expresividad viva y ligera.

Características que se le atribuyen:
Claridad, simplicidad, frescor, pensamiento providente, comunicativa, de tendencia, abierta, creativa, amistosa, optimista.

Colores:
Limpios, luminosos y claros. De los cálidos y brillantes del despertar primaveral pasando por los pasteles dulces de los árboles en flor.

VERANO:
El verano tiene un fuerte lado romántico, es grácil, elegante y calmado. La calidad es su punto clave. Es organizado y efectivo pero desde la medida y la tranquilidad. No es saltarín como podría serlo la Primavera. Cuida los detalles y no deja nada en el tintero.

Características que se le atribuyen:
Romanticismo, elegancia, equilibrio, misticismo, lujo, calidad. Es reservado y aspiracional.

Colores:
Fríos, delicados y callados. Tonos terciarios y sofisticados.  De los tones lavanda a las rosas inglesas, como los ya muy establecidos old school  azul marino o verde inglés. 

OTOÑO:
El otoño es apasionado y intenso.  Es entusiasta y muy independiente. Le gusta salirse de lo establecido y tiene un fuerte sentido de la justicia. Tiene una potente ética del trabajo y la practicidad.

Características que se le atribuyen:
Lealtad, calidez. Ambicioso, Orgánico. Abundante, familiar. Comodidad. Historia.

Colores:
Cálidos, intensos y callados. Sofisticados y ricos. Del color ambas de las hojas quemadas al tono pálido de la paja.

INVIERNO:
El invierno es la personalidad de los extremos. Es realista, práctico y de confianza. Inteligente, ambicioso, eficientes. Este arquetipo se ajusta a personalidades decididas y exitosas. Tiene la habilidad de crear una gran visión y, al mismo tiempo, cuidar de todos los detalles.

Características que se le atribuyen:
Dramatismo, fuerza, foco, lujo, opulencia, glamour, teatralidad, experiencia y practicidad.

Colores:
Fríos, intensos, fuertes y limpios. Del azul del hielo a los brillos metálicos, siendo el único que puede contener el negro y el blanco puros.

Como te decía, hay varias maneras de realizar clasificaciones, y otra muy, muy interesante y más extensa, es la que compartió Noemie de Lunes Design hace un tiempo en su blog, es de Branzai. Aquí te dejo el enlace: http://www.branzai.com/2012/06/branding-y-arquetipos.html . Quizá esta clasificación se adapte más a ti, considera bastante más arquetipos.

De una clasificación u otra, es muy probable que haya 2 arquetipos mezclados en tu identidad de marca. Eso la enriquece. Lo más probable es que uno sea más dominante y otro más secundario. Lo importante es tenerlo claro dado que esto te ayudará a comunicarte mejor y a tomar decisiones con una intención más clara. Así que quiero que dediques algo de tiempo a analizarlos y encontrar el tuyo. ¿Te atreves? Darle carácter a tu marca: Simplificará tu vida y te ayudará a ganar coherencia.

Espero que hacerte estas preguntas te ayude a empezar a construir un branding coherente con tus objetivos y verdaderamente delicioso.
En el próximo post nos arremagaremos para atacar el siguiente punto clave: EL NAMING.

Y recuerda… be a shark!

 

Construyamos una Marca Irresistible

Darling, estoy muy contenta de la respuesta que estan obteniendo los primeros posts de blog de este año. Y es que no te imaginas lo que representa mantener esto en marcha, pero como siempre he dicho: La ilusión lo puede todo. La ilusión es uno de los motores más potentes que existenten porque nos motiva y nos da la energía, la fuerza y las ganas para afrontarnos a lo que venga. No amig@, no son los cereales de la mañana, ni el café que te hacen en la cafetería de abajo. Es la ilusión la que te propulsa y te saca de la cama cada mañana. ¿Y por qué te hablo yo de ilusión? Porque es el ingrediente básico para conseguir darle forma a la VISIÓN que debe tener tu marca, que es de lo que te voy a hablar hoy.
Tengo que decirte que si has aterrizado en este post sin leer los 3 anteriores has de ser consciente de que éste es el 3er artículo de un pack -indivisible- de 5 artículos: Operación marca con personalidad . ¡No hagas trampas! Aquí te dejo los links a los 2 anteriores:
Y ahora ya estás preparad@ para el abordaje: A POR LA MUNICIÓN. VAMOS ALLÁ.

3. Visión.

La inspiración que te propulsa.

Apunta bien lejos. No, más lejos.  Esta es tu oportunidad para ser valiente  y sacar el coraje. Atrévete a pensar Out of the box, es decir fuera de lo común. Tú sabes que a mi me gusta hacer metáforas culinarias, pues bién, este ingrediente es como la ralladura de limón del bizcocho. Si no la pones, no es lo mismo. Su aroma te transporta, te conecta con esa sesación que te hace vibrar. Construir una visión potente y única es lo que te hará conectar con tu cliente ideal. Para crear una marca que inspire, que emocione, debes dar forma a algo original. Así que respira hondo, cierra los ojos. Y ahora: ¡Abrelos bien!. No juzgues y pregúntate:

  1. ¿Qué harías, cómo sería tu marca, qué ofrecerías al mundo, si no hubiera ningún tipo de limitación? Ninguna. ¿Ni temporal, ni económica, ni física?
    (Ojo aquí, no vale emocionarse en plan volar, congelar personas en el aire…etc).
    No te estoy pidiendo que seas “realista”. Te estoy pidiendo que sueñes. Que decidas dónde está la linea de meta. No estamos hablando de si es o no possible ahora mismo. Eso en este momento no interesa 😉
  2. ¿Qué aporta tu marca más allá de lo tangible? ¿Qué es aquello que te inspira de tu propio negocio?
    Ya sabemos qué  vendes -al menos espero que lo hayas definido antes de estar contestasndo ahora a estas preguntas-. Eso no es lo que te estoy preguntando ahora. Una cosa es lo que compro de manera tangible y directa cuando pago XX dinero en tu producto y servicio. Y otra muy distinta es lo que me aporta a mi haber invertido ese dinero en tu producto o servicio. Eso va mucho más allá del coste y/o del paquete que yo pueda recibir en casa. “Eso” es lo que me llena como consumidor, lo que hace clik en mi cerebro. Lo que hace que te compre a ti y no a tu competencia. Lo que me conecta con tu marca. Hazte a la idea: Si no eres capaz de encontrar ese ingrediente secreto, jamás conseguirás tener una marca que dispare al corazón.
  3. ¿Cómo va tu marca a mostrar esta visión?
    No seas modest@. ¿Por qué no puede tu marca ser cómo las marcas a las que admiras? ¿Un referente en tu sector? Despréndete de tus miedos y dime: ¿Cómo crees que debe ser tu marca para conseguir disparar al corazón? ¿Qué deberías hacer para que se sientan emocionados por tu visión de las cosas? ¿Cómo se han de presentar tus productos? ¿Cómo has bautizado a tus servicios? Todo cuenta. Ve más allá de lo que vendes a nivel tangible. Si lo que quieres es que tu marca sea una marca movilizadora de voluntades, ha de ser capaz de comunicar esa visión que la hace única. Has de saber proyectar ese je ne se quoi que tan sólo tú tienes.

Mi consejo: Déjate inspirar por aquellas marcas que admiras. Obsérvalas. Analízalas. Pero, por favor, evita a toda costa: COPIARLAS. Con ello parecerá que acortas el camino, pero en realidad, te estarás autoboicoteando.

Cuando conectes con alguna marca pregúntate ¿Qué es aquello que me atrae? ¿Qué es aquello que me emociona? Y ¿Qué puedo hacer yo para llevarlo a mi terreno? ¿Para crear algo propio? Y sobre todo: Alinéalo con tus valores como marca.

Espero que hacerte estas preguntas te ayude a empezar a construir un branding coherente con tus objetivos y verdaderamente delicioso.
En el próximo post nos arremagaremos para atacar el siguiente punto clave: CARÁCTER.

 

Y recuerda… be a shark!

 

Construyamos una Marca Irresistible

El més de Enero va avanzando y su frío y su dureza -depre post navidad, kilitos de más, etc- van a ir quedando atrás. Y como sé que estás preparad@ para meterle caña a tu marca este año, yo te traigo el siguiente capítulo de mi Operación Marca con Personalidad. para que este año consigas tener el Branding que tu marca merece. Puedes descargarte la pequeña guía gratuita que tienes en el apartado recursos si quieres avanzar más rápido.

En el post anterior, el primero de este pack -indivisible de 5 artículos- te explicaba que el primer paso para crear una marca con personalidad es la CLARIDAD. Espero que lo leyeras y que te fuera de ayuda, pues es muy importante entender ese primer punto para pasar al siguiente. Como ves, crear una marca y un buen branding no empieza en las manos -dibujando o diseñando lo que va a ser el logo de tu empresa- si no en la cabeza. En tú cabeza. Sí. Ya te lo dije la semana pasada: Si lo vas a hacer, ¡hazlo bien!.

¿Que no leíste la primera parte? Pues aquí te dejo el link: Operación Marca con Personalidad: Claridad.

Es en este segundo punto, DEFINICIÓN, en el que nos planteamos aquellas virtudes más intagibles de la marca que estamos creando. Qué es aquello que nos ofrece más allá de lo obvio. Y es que las marcas de hoy en día -las buenas al menos- no nos venden simplemente productos o servicios. Nos venden una visión, una sensación, un reconocernos a nosotros mismos en sus productos. Una conexión. Sí, amigo@ mi@, te has de permitir soñar un poco. Pensar a lo grande. Tener aspiraciones es super importante cuando empezamos un proyecto, son la luz que nos guía. Son la diana a la que vamos a disparar.

A POR LA MUNICIÓN. VAMOS ALLÁ.

2.-Definición

La información que te hará libre.

Sí, si eres capaz de ver claros estos puntos y contestar a estas 3 preguntas lo más seguro es que te empiece a invadir una sensación de bienestar y seguridad. En este segundo punto, allí dónde había dudas se empiezan a dibujar unas alas que te permitirán volar.

Aquí vienen las 3 preguntas de hoy. En este caso lo que necesitamos es definir la intención tu marca. Estas preguntas son algo más complicadas y vas a tener que dedicarles algo más de tiempo. Por favor, busca en lo profundo de tu ser, no te quedes en la superfície.

  1. ¿Cuáles son los valores sobre los que crece tu marca?
    3 conceptos nos bastan. ¡Ojo! Estamos hablando de valores, no de los adjetivos que definen el carácter de tu marca.
    Los valores sobre los que se construye tu proyecto. La basé del porqué haces todo esto.
  2. ¿Qué te diferencia de otras marcas, de tu competencia?
    Sé que es difícil verse como un unicornio, único en su especie. No te voy a engañar, seguramente no lo seas. Es poco probable. Pero eso no significa que tú, como individuo, no tengas algo único que entregarle al mundo. Por mucho que haya otros haciendo lo mismo que haces tú, nunca será igual. Piensa en cómo haces tú las cosas. Cuál es tu punto de vista. Que llevas dentro que puedas aportar a lo que haces. No pretendas, no finjas. De verdad sé tu mism@, no hace falta más.
  3. ¿Cómo quieres que se sientan tus clientes al interactuar con tu marca?
    Ser consciente de la relación que quieres que tus clientes tengan con tu marca te va a dar mucho poder. Definir cómo quieres que se sientan, qué quieres trasnmitirles, es imprescindible a la hora de comunicarte con ellos, ya sea a través de las redes sociales, de tu web o de tus productos, directamente. Esto te ayudará a saber en qué tono y con qué vocabulario te has de dirigir a ellos, en que momentos te has de comunicar, a qué eventos has de asistir, ó, si organizas un evento propio cómo tiene que ser para dejarles prendados.
     

 

Estas 3 preguntas son, seguramente, 3 de las más importantes que cualquier negocio necesita saber contestar. Estas respuestas son la cuerda de la que te agarrarás si la situación se pone difícil, porque no vamos a hacer ver que todo son risas y caminos de rosas. Hay momentos, Darling, en los que todo emprendedor siente que vive en lucha contra el mundo. ¡Pero no pasa nada! Forma parte de la aventura.

Espero que hacerte estas preguntas te ayude a empezar a construir un branding coherente con tus objetivos y verdaderamente delicioso.
En el próximo post nos arremagaremos para atacar el siguiente punto clave: VISIÓN

Y recuerda… be a shark!

 

Construyamos una Marca Irresistible

Este año, amig@s he aprendido una muy, muy valiosa lección. Trabajar no puede ser divertido. DEBE SER DIVERTIDO. Y ME HA CAMBIADO LA VIDA.

Así, tal cual.

No nos engañemos, si estás aquí, leyendo esto café –o copa- en mano, es porque seguramente tienes entre manos poner en marcha tu propio negocio, si es que no lo has hecho ya. Apuesto a que, si ésta es tu situación, el motor de todo ello es la pasión. ¡Te encanta lo que haces! Luego… te divierte, te hace feliz. Y si no es así, chic@, abandona la cocina porque sin este ingrediente el bizcocho no sube.

En este artículo, que voy a dividir en 5 partes, voy a enumerar los 5 ingredientes básicos y primordiales que consiguen que el bizcocho suba, y que suba bien (hoy estoy muy cocinitas). Es decir, cómo crear una marca con personalidad, con intención, que enfatice sus puntos fuertes y que sea coherente y convincente. Si no lo has hecho ya, lo mejor es que antes de este post leas: ¿Qué es el Branding y por qué es clave para tu negocio?

No, No soy la primera, ni seré la última, en elaborar un top 5 steps para crear una buena marca, simplemente aquí te voy a dar mi punto de vista. Te voy a explicar de manera muy sencilla cómo yo consigo crear marcas que disparan al corazón. ¿Dónde, si no, quieres apuntar, Darling? Ah! ¿Qué no sabes qué significa eso? Como diría mi querida Food Designer Elsa Yranzo “Donut Worry!” . Yo te lo explico.

Pues es muy sencillo y muy complicado a la vez. Las marcas que nos seducen, que entran a formar parte de nuestras vidas, a las que les compramos una y otra vez, las que nos hacen sentir orgullo cuando consumimos sus productos… ¡Esas, amig@s, son marcas que disparan al corazón. Y lo consiguen gracias a un branding –bien diseñado- capaz de transmitir sus unos valores concretos y de conectar emocionalmente con sus consumidores, antes, durante y después de consumir sus productos. Se clavan, cual bala, en nuestro corazón.

A POR LA MUNICIÓN. VAMOS ALLÁ.

1. Claridad

Para llegar a dónde quieres más rápido. Pura estratégia. No pura estética.

Lo primero es tener las cosas claras.  Dedicar tiempo a responder estas cuestiones no es solo básico si no muy enriquecedor. Cuando pones un negocio en marcha hay mil cosas a las que prestar atención y no, no es fácil. I know, Darling!  I sí, hay muchas cosas que parecen prioritarias cuando empiezas a emprender – y muchas lo serán realmente-. Pero ten mucho cuidado porque sin un buen plan de negocio no vendes, así como sin un buen producto (o servicio) pues no vendes, y, si tu branding no está a la altura, vender te va a costar el doble. No estamos hablando de estética. NO. Y creo que hay pocas cosas que me molesten más que oir hablar del branding como “pura estética”. Obviamente no vamos a “hacer las cosas feas”, estamos aquí para aportar belleza al mundo, pero el branding no va de poner las cosas “monas” si nó de comunicar el mensaje correcto, conseguir que llame la atención de tu público potencial y ser capaz de movilizar su voluntad. Es pura estratégia.

Te voy a hacer 3 preguntas donde te pido 3 conceptos porque 3 es el número mágico.

  1. ¿Puedes explicar en 3 adjetivos cómo es tu marca?
    ¿Qué 3 palabras definen el carácter de tu marca? Imagínala como si fuera tu mejor amig@. ¿Qué 3 virtudes descarías? Ojo! No hablamos de valores, si no de adjetivos desciptivos. Los que le aportan una perssonalidad concreta a tu marca, le aportan carácter.
  2. ¿Puedes resumir en 3 palabras qué vendes, qué haces?
    Es importante que tengas claro que todas las -buenas- marcas nos venden SIEMPRE 2 “conceptos”. Son como 2 caras de la misma moneda. La primera: Lo tangible, es decir aquello que percibimos directamente a cambio de dinero. Un producto físico o un servicio. Y la segunda: Lo intengible, aquello que conseguimos o alcanzamos a través del producto o una vez se ha realizado el servicio.
    Aquí mi pregunta se refiere a la 1ª cara de la modena. Qué vendes. Sin más. Lo has de tener muy claro. Con una frase te ha de bastar.
  3. ¿Puedes definir en 3 adjetivos cómo es tu cliente ideal?
    Aquí te ayudo un poco: ¿Qué edad tiene? ¿Cuál es su poder adquisitivo? ¿Cómo le definirías? ¿Que necesidades tiene? Profundizaremos más en este tema en próximos posts del blog. Pero si quieres adelantar un poco el reloj, puedes descargarte mi recurso gratuito: Cliente Ideal ¿Y tú quien eres?

Darling… Si has tardado más de 3 minutos por pregunta… Significa que necesitas liberar espacio en tu –loco- día a día para poner estas 3 cuestiones en claro. Es muy importante que asientes unas bases sólidas sobre las que poder trabajar después. Estas repuestas aclararán tu cabeza y te ayudarán en las venideras tomas de decisiones.

Espero que hacerte estas preguntas te ayude a empezar a construir un branding coherente con tu objetivos y verdaderamente delicioso.
En el próximo post atacaremos el siguiente punto clave: DEFINICIÓN.

Y recuerda… be a shark!