, , , , ,

Operación Marca con Personalidad: Visión

 

Construyamos una Marca Irresistible

Darling, estoy muy contenta de la respuesta que estan obteniendo los primeros posts de blog de este año. Y es que no te imaginas lo que representa mantener esto en marcha, pero como siempre he dicho: La ilusión lo puede todo. La ilusión es uno de los motores más potentes que existenten porque nos motiva y nos da la energía, la fuerza y las ganas para afrontarnos a lo que venga. No amig@, no son los cereales de la mañana, ni el café que te hacen en la cafetería de abajo. Es la ilusión la que te propulsa y te saca de la cama cada mañana. ¿Y por qué te hablo yo de ilusión? Porque es el ingrediente básico para conseguir darle forma a la VISIÓN que debe tener tu marca, que es de lo que te voy a hablar hoy.
Tengo que decirte que si has aterrizado en este post sin leer los 3 anteriores has de ser consciente de que éste es el 3er artículo de un pack -indivisible- de 5 artículos: Operación marca con personalidad . ¡No hagas trampas! Aquí te dejo los links a los 2 anteriores:
Y ahora ya estás preparad@ para el abordaje: A POR LA MUNICIÓN. VAMOS ALLÁ.

3. Visión.

La inspiración que te propulsa.

Apunta bien lejos. No, más lejos.  Esta es tu oportunidad para ser valiente  y sacar el coraje. Atrévete a pensar Out of the box, es decir fuera de lo común. Tú sabes que a mi me gusta hacer metáforas culinarias, pues bién, este ingrediente es como la ralladura de limón del bizcocho. Si no la pones, no es lo mismo. Su aroma te transporta, te conecta con esa sesación que te hace vibrar. Construir una visión potente y única es lo que te hará conectar con tu cliente ideal. Para crear una marca que inspire, que emocione, debes dar forma a algo original. Así que respira hondo, cierra los ojos. Y ahora: ¡Abrelos bien!. No juzgues y pregúntate:

  1. ¿Qué harías, cómo sería tu marca, qué ofrecerías al mundo, si no hubiera ningún tipo de limitación? Ninguna. ¿Ni temporal, ni económica, ni física?
    (Ojo aquí, no vale emocionarse en plan volar, congelar personas en el aire…etc).
    No te estoy pidiendo que seas «realista». Te estoy pidiendo que sueñes. Que decidas dónde está la linea de meta. No estamos hablando de si es o no possible ahora mismo. Eso en este momento no interesa 😉
  2. ¿Qué aporta tu marca más allá de lo tangible? ¿Qué es aquello que te inspira de tu propio negocio?
    Ya sabemos qué  vendes -al menos espero que lo hayas definido antes de estar contestasndo ahora a estas preguntas-. Eso no es lo que te estoy preguntando ahora. Una cosa es lo que compro de manera tangible y directa cuando pago XX dinero en tu producto y servicio. Y otra muy distinta es lo que me aporta a mi haber invertido ese dinero en tu producto o servicio. Eso va mucho más allá del coste y/o del paquete que yo pueda recibir en casa. «Eso» es lo que me llena como consumidor, lo que hace clik en mi cerebro. Lo que hace que te compre a ti y no a tu competencia. Lo que me conecta con tu marca. Hazte a la idea: Si no eres capaz de encontrar ese ingrediente secreto, jamás conseguirás tener una marca que dispare al corazón.
  3. ¿Cómo va tu marca a mostrar esta visión?
    No seas modest@. ¿Por qué no puede tu marca ser cómo las marcas a las que admiras? ¿Un referente en tu sector? Despréndete de tus miedos y dime: ¿Cómo crees que debe ser tu marca para conseguir disparar al corazón? ¿Qué deberías hacer para que se sientan emocionados por tu visión de las cosas? ¿Cómo se han de presentar tus productos? ¿Cómo has bautizado a tus servicios? Todo cuenta. Ve más allá de lo que vendes a nivel tangible. Si lo que quieres es que tu marca sea una marca movilizadora de voluntades, ha de ser capaz de comunicar esa visión que la hace única. Has de saber proyectar ese je ne se quoi que tan sólo tú tienes.

Mi consejo: Déjate inspirar por aquellas marcas que admiras. Obsérvalas. Analízalas. Pero, por favor, evita a toda costa: COPIARLAS. Con ello parecerá que acortas el camino, pero en realidad, te estarás autoboicoteando.

Cuando conectes con alguna marca pregúntate ¿Qué es aquello que me atrae? ¿Qué es aquello que me emociona? Y ¿Qué puedo hacer yo para llevarlo a mi terreno? ¿Para crear algo propio? Y sobre todo: Alinéalo con tus valores como marca.

Espero que hacerte estas preguntas te ayude a empezar a construir un branding coherente con tus objetivos y verdaderamente delicioso.
En el próximo post nos arremagaremos para atacar el siguiente punto clave: CARÁCTER.

 

Y recuerda… be a shark!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo que la información que nos facilitas será tratada por Irma Ribera Ramírez, responsable de la web, con el fin de publicar tu comentario en el portal web. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Podrás ejercer tus derechos en hola@irmariberastudio.com.